El último siglo ha traído dos grandes revoluciones. De una parte, la mujer ha visto transformado su rol en la sociedad, alcanzando una mayor visibilidad y capacidad de influencia en distintos aspectos, tanto personales como profesionales. Por otro lado, la transformación digital de la sociedad ha modificado la manera en la que consumimos, aprendemos, nos informamos, nos relacionados o nos entretenemos. Hombres y mujeres están en el epicentro de estas revoluciones, y la conferencia Tecnología tiene nombre de mujer, impartida por María Zabala en el Foro Mujer y Sociedad de Almería, se centró en reflexionar sobre el rol femenino en la construcción de un mundo digital seguro y positivo, en el que sea posible reivindicar el protagonismo de la mujer desde la responsabilidad y desde la educación de las nuevas generaciones.
A partir de un análisis sobre cómo interactúan las mujeres con la tecnología, de qué contenidos consumen o qué costumbres digitales perpetúan, o de cómo aprovechan los entornos digitales para ser solidarias y crear comunidad e impacto, la reflexión buscó entender qué aspectos de la convivencia digital social perjudican o benefician a la mujer y cómo ésta puede contribuir a modificar problemas como la ciberviolencia o el odio en Internet, así que como debatir acerca de la presencia femenina en profesiones científico-técnicas y de su representatividad en el emprendimiento, aprovechando las ventajas que la tecnología ofrece en este sentido.
Finalmente, y apelando a la condición de las mujeres como madres y referentes de las nuevas generaciones de niños, niñas y adolescentes, se debatió sobre la educación en tiempos de Internet. Entendiendo de dónde venimos y dónde estamos, conociendo las problemáticas y empatizando con la vida que les ha tocado vivir a nuestros hijos, la conferenciante trató de concienciar a las asistentes sobre la importancia de normalizar la tecnología e incorporarla al resto de la educación, aportando valores, creando conversación y buscando generar impacto desde la responsabilidad personal y el ejemplo.
María es consultora de comunicación y está especializada en Alfabetización y Ciudadanía digitales. Colabora con familias, centros educativos, estudiantes, empresas y sector público, impartiendo talleres y conferencias y desarrollando iniciativas de educación digital. Es miembro de The Digital Citizenship Institute (EEUU), colaboradora editorial en distintas webs y responsable del blog iWomanish, en el que comparte recursos e información para padres y educadores, con el fin de potenciar el uso creativo, seguro y responsable de la tecnología entre las nuevas generaciones.
X