Íñigo Pirfano

Íñigo Pirfano

Entrevista a…

Íñigo Pirfano

Director de Orquesta, Escritor y Speaker

1) Según tu opinión, ¿qué valores son los que cambian una sociedad?
Una sociedad no cambia. Lo que cambian son las personas; o, mejor dicho, cada persona. En un mundo como el actual, en el que un desarrollo tecnológico sin precedentes ha facilitado enormemente la comunicación, se da la paradoja de que nunca las personas se han sentido tan solas. El mundo está enfermo de narcisismo. Necesitamos recuperar valores como la generosidad, la integridad, la valentía, el compromiso, la ejemplaridad, etc. si queremos que las cosas cambien; si queremos entregar a las futuras generaciones un mundo en el que puedan llevar una vida más plena y feliz. Si cambian las personas cambiará la sociedad.

2) ¿Cómo puede influir la mujer en su entorno y cuáles son los valores que debe potenciar?
La mujer aporta al mundo una serie de valores, que no son exclusivos pero sí propios de ella –como la intuición, la delicadeza, la ternura- sin los cuales no es concebible el progreso de una sociedad, de una familia, de una persona.

3) ¿Cuáles son las funciones que debería asumir la mujer para ser líder en el siglo XXI? ¿Qué papel juega la familia?
Para mí el liderazgo –cualquier forma de liderazgo, también el que ha de ejercer la mujer del siglo XXI- se ha de apoyar necesariamente en tres pilares: una propuesta atractiva que se abra camino pacíficamente; una ejemplaridad que arrastre; y un espíritu de servicio que sea capaz de hacerse cargo de las situaciones porque conoce en profundidad a las personas. Evidentemente, la familia es la gran escuela para desarrollar estas tres competencias.

4) En tu libro «Ebrietas» has escrito: «El arte es una vocación …el verdadero artista siente la responsabilidad de poner su fuerza creadora al servicio de los demás… ¿Cómo explicarías en los demás ámbitos de la vida esta misión de servicio?
Cuando una persona realiza su trabajo –sea el que sea- con esa vocación de servicio, con la conciencia de que ella misma crece y se realiza buscando el bien y el progreso de la sociedad, su vida queda inmediatamente penetrada de un optimismo que es fuente de gozo. Se puede decir que en eso consiste el sentido de la vida. Esa persona ha encontrado el sentido de su existencia –o, lo que es lo mismo, su “vocación”- realizando su trabajo desde esa perspectiva de servicio a los demás y a la sociedad.

5) ¿Qué lugar ocupa hoy día ese afán de belleza, búsqueda de la verdad, etc. en la era digital, en la que todo es medible, contable y predecible?
La verdad y la belleza son las grandes ausentes en un mundo en el que “los dioses han desertado” (Jean Clair). Hay una ola de feísmo que pretende anegarlo todo, insensibilizándonos para hacernos más dúctiles, más manejables, más predecibles. Los medios de comunicación, el cine, la televisión, las redes sociales, etc. buscan producir un modelo de ser humano fácilmente manipulable con fines económicos, ideológicos, etc. Por eso es importante sustituir los libros por displays, la reflexión por entretenimiento, la verdad por la opinión… Así es el mundo en el que nos ha tocado vivir.
Sin embargo, el hombre sigue teniendo una insaciable sed de plenitud, de amor, de sentido… Creo que es en la lectura, en la reflexión profunda, en la amistad sincera y franca donde el ser humano encuentra respuesta a las grandes preguntas.

6) Por último, ¿qué te has llevado del Foro Mujer Sociedad, qué te parece esta iniciativa?
El Foro Mujer Sociedad constituye un espacio ideal de reflexión y diálogo, cuando tanta gente se encuentra desprovista de criterio para afrontar los grandes retos que el mundo actual presenta. No me cansaré de alabar el trabajo de quienes hacen realidad día a día iniciativas como el Foro Mujer Sociedad, porque demuestra que es la sociedad civil –y no las instituciones- la que posee el talento y la energía para convertirse en el más poderoso agente de transformación y de cambio.

Bruno Nievas

Bruno Nievas

Entrevista a…

Bruno Nievas

Escritor y Pediatra

1) Según tu opinión, ¿qué valores son los que cambian una sociedad?
Creo que, a veces, no es necesario cambiar una sociedad, sino algo mucho más sencillo: hacerla evolucionar. Y para ello los valores que siempre han funcionado, desde que el ser humano puede ser considerado como tal, han sido los mismos: trabajo, esfuerzo y capacidad de sacrificio. Y por encima de ellos, amor a los tuyos, a tu familia y a los que te rodean. Siempre he afirmado que los grandes cambios se producen poco a poco. Toda revolución social nace en el seno de una familia. Y cuando uno se esfuerza y se sacrifica por los demás, es cuando ayuda a evolucionar una sociedad. La nuestra está muy avanzada, pero queda mucho por hacer. Y solo la palabra esfuerzo nos ayudará a conseguirlo.

2) Cómo puede influir la mujer en su entorno y cuáles son los valores que debe potenciar?
La mujer es, sencillamente, el 50% —o más— de nuestra sociedad. Creo que es tan sencillo como eso, y solo falta que todos lo veamos así para que no haya que estar hablando de la desigualdad de género. Pero que la mujer sea un 50% —o más— no es un dato simplemente numérico, como algunos quieren meternos con calzador en los últimos años, y no debemos mostrarnos conformistas. La legislación de paridad, obligar a la igualdad en cifras frías, solo hará que los números se igualen, sí, pero las personas y la sociedad somos algo más que números. Es imposible evitar que haya profesiones donde haya más presencia de mujeres y profesiones donde haya más hombres, es absurdo tratar de legislar la igualdad basándose en solo números. Lo que sí podemos hacer que el peso de una mujer, en todos los ámbitos, sea igual o más que el de un hombre, sea en la profesión que sea, sea en el ámbito que sea. Haya una mujer por cada cien hombres, o un hombre por cada mujer. Si el peso de cualquier persona es indiferente de su sexo, entonces eso sí es igualdad. Para eso no necesitamos leyes y números, necesitamos conciencia y responsabilidad.

3) Cuáles son las funciones que debería asumir la mujer para ser líder en el siglo XXI?
Sencillamente los que ya asume, pero contando con el reconocimiento de ese porcentaje (por suerte, cada vez menor) de hombres (y alguna mujer) que no quiere considerar la valía de una persona de forma independiente a su género. La mujer no es un componente de la sociedad actual. ES la sociedad actual, en la misma medida que un hombre. El papel de la mujer debe ser, sencillamente, el que cada mujer quiera que sea.

¿Qué papel juega la familia?
Todo nace en la familia: el amor, el afán de protección y casi cualquier motivo real para esforzarse, trabajar y sacrificarse. Lo mejor de eso es que lo que hagamos con nuestra familia lo trasladaremos a la sociedad. Si nos esforzamos por nuestra familia, la sociedad se beneficiará. Y si dejamos de cuidar a nuestras parejas e hijos, también haremos peor nuestra sociedad, pues cualquier comportamiento nuestro, en nuestro hogar, se reflejará en nuestro entorno inmediato. Así que la familia, no ya solo por los beneficios médicos y psicológicos que proporciona (apoyo, estabilidad o mejor salud), sino por el beneficio que otorga a la sociedad, es el núcleo de esta.

4) En tu conferencia «Sólo un paso más» hablabas del explorador Shackelton y de su hazaña de llevar a todos sus hombres sanos y salvos al sitio de destino. En la vida y en nuestro día a día, ¿qué importancia tiene el esfuerzo y el marcarnos pequeños objetivos?
Los pequeños objetivos son los que nos permiten dar pasos hacia adelante. A veces, cuando nos marcamos una meta importante o muy grande, la tarea puede desesperar o incluso desanimar a quien trata de llevarla a cabo. Pero si la divides en pequeños pasos, todo resulta siempre más fácil. Eso no garantiza que se consiga todo, por supuesto. Pero cada paso que damos nos acercamos a la meta. Por eso la filosofía de Tom Crean, un marinero desconocido que contribuyó a salvar la vida de muchos hombres, era concentrarse en el siguiente paso. Solo uno cada vez. Y así logró llegar donde ningún hombre lo había hecho antes. Solo tenemos que aplicar eso en nuestro día a día para conseguir cosas aparentemente inalcanzables.

5) Como pediatra habrás tratado con muchas familias, ¿cuál es tu radiografía de la familia hoy día y en que aspectos debe mejorar?
Por desgracia, actualmente tengo una visión algo pesimista, porque siento que predominan las familias donde lo más importante es conseguir trabajos de alta responsabilidad, dinero o bienes materiales. Esto ha llevado a muchos padres y madres a tener una dependencia casi total del trabajo, de forma que comparten poco tiempo con sus hijos, y al final estos son desconocidos para ellos. El extremo de esta situación se produce cuando ves familias con padres separados, en una pelea casi continua que te transmiten durante la consulta, y con hijos con muchos problemas, la mayoría de índole psicológica. Por desgracia, es cada vez menos frecuente ver al prototipo de familia «normal», si es que existe un prototipo como tal, y cada vez es más frecuente atender a niños que son traídos por sus abuelos, sus tíos o los cuidadores que han contratado sus padres. Si los padres no estamos al lado de nuestros hijos cuando enferman, ¿cuándo lo vamos a hacer?

6) Por último, ¿qué te has llevado del Foro Mujer Sociedad, qué te parece esta iniciativa?
Lo mejor y más importante, conocer personas maravillosas. Y lo segundo, pero no menos importante, la cultura, los conocimientos y el buen hacer que sus componentes transmiten. Es un foro donde uno se siente humilde por la gran calidad humana y profesional de sus componentes. Es un foro que anima a ser mejor. Y eso es algo muy difícil de encontrar. Por eso no solo la animo, sino que ya me considero parte de ella.

Antonio J. Casimiro Andújar

Antonio J. Casimiro Andújar

Entrevista a…

Antonio J. Casimiro Andújar

Doctor en Educación Física y Profesor Titular de la UAL

1) Según tu opinión, ¿qué valores son los que cambian una sociedad?
En mi opinión los valores más relevantes son en primer lugar fomentar la educación de todos los seres humanos. A continuación, el desarrollo de la inteligencia emocional desde la infancia con valores como respeto, solidaridad, cooperación y honestidad.

2) ¿Cómo puede influir la mujer en su entorno y cuáles son los valores que debe potenciar?
La mujer tiene que tener los mismos derechos que el hombre. Deberíamos ser iguales en cuanto a las oportunidades laborales y puestos de dirección. Por supuesto los valores que debemos potenciar son los valores femeninos como la sensibilidad y la rigurosidad a la hora de compaginar vida personal y vida profesional.

3) ¿Cuáles son las funciones que debería asumir la mujer para ser líder en el siglo XXI? ¿Qué papel juega la familia?
El liderazgo debe ser consecuente a la capacidad de las personas. La clave está en la actitud y sobre todo en eliminar creencias limitantes. Respecto a la familia es fundamental su papel para conseguir el equilibrio y la estabilidad en cualquier ser humano.

4) En la vida y en nuestro día a día, ¿qué importancia tiene el esfuerzo y el marcarnos pequeños objetivos?
Querer es poder. Con perseverancia y humildad todo se puede conseguir. Pequeños objetivos producen incrementos de autoestima y de superación personal, que son claves para ser cada día una mejor versión de ti mismo.

5) Como profesional habrás tratado con muchas familias, ¿cuál es tu radiografía de la familia hoy día y en que aspectos debe mejorar?
Se está rompiendo la familia desgraciadamente. Hay menos capacidad de aguante, queremos satisfacciones inmediatas, el propio estilo de vida, la poca estabilidad laboral y, en muchos casos, el egoísmo de las personas hace que cada vez nazcan menos niños y tengamos pocos hijos en las sociedades más avanzadas.
Realmente el amor es darte sin condiciones, sin esperar nada cambio y para ello es clave la empatía y aceptar al otro como es, sin pretender cambiarlo.

6) La importancia de la actividad física y el movimiento en nuestra vida.
Sin duda es el mejor fármaco para la vida ya que hemos nacido para el movimiento. El sedentarismo nos lleva a la enfermedad y a la muerte prematura. En definitiva, si no tienes tiempo para el ejercicio búscalo para estar enfermo.

7) Por último, ¿qué te has llevado del Foro Mujer Sociedad, qué te parece esta iniciativa?
Increíble. Me encanta que exista el foro para conversar, reflexionar y mejorar la calidad de vida de las personas. Felicidades y enhorabuena a todas las mujeres que formáis parte del Foro Mujer y Sociedad.

Jaime Mayor Oreja

Jaime Mayor Oreja

Entrevista a…

Jaime Mayor Oreja

Presidente Fundación Valores y Sociedad

1) ¿Qué valores, piensa Ud. que necesita la sociedad española en este momento para salir de esta situación de crisis a la que se ha referido en su exposición?

El principal valor que necesitamos en España y en Europa es la verdad. Todo lo que está sucediendo es la demostración de la prevalencia de la mentira sobre la verdad, por nuestra comodidad. Es más cómodo siempre la mentira que la verdad, porque la primera está en la superficie, y se utiliza. La verdad de lo que sucede está en la raíz y siempre es más difícil buscar la verdad que utilizar la mentira. No es una reflexión abstracta y filosófica estrictamente, sino que es simplemente la comprobación de lo que nos sucede acontecimiento tras acontecimiento. No hemos querido entender, por ejemplo, en el ámbito político, que lo que nos sucede en España es derivada consecuencia del acuerdo marco que hicieron en su momento Eta y Rodríguez Zapatero que nos llevó al “Procés” catalán, a la moción de censura del gobierno anterior y al actual Frente popular populista nacionalista que nos mal gobierna.

2) ¿Nos puede explicar hacia dónde van España y Europa y cuáles son las causas que llevan a legalizar actos contrarios al derecho natural?

Esta crisis no es estrictamente política, ni económica ni financiera. Es una crisis cultural, del valor de la verdad, de carácter antropológico, de valores y de principios. Cuando no somos capaces de diagnosticar la crisis, se pierden referencias permanentes crecientemente y nos vamos introduciendo en un extremo desorden que suele ser la antesala de la violencia. Si se pierden referencias permanentes, se desnaturaliza la persona humana y de esta manera proliferan actos e iniciativas contrarias a la naturaleza humana.

3) ¿Cree que la ideología de género, tan extendida en nuestra sociedad puede aportar o influir positivamente y ayudar a la mujer? ¿Qué estamos haciendo, ó qué podemos hacer para difundir lo obvio de acuerdo con la ley natural?

La ideología de género es una manifestación más de ese proceso al que me acabo de referir, de desnaturalización de la persona. Algunos tratan de modificar la naturaleza humana, y la ideología de género es un ejemplo de ese proceso. Eso hace que cada día se confirme esa expresión que utiliza Fabrice Hadjadj que nos recuerda que cuanto más obvio sea algo, es más difícil de defender. Tenemos que volver a encontrar en las raíces de Europa la dignidad de la persona.

4) Dado que, en la sociedad actual, una gran mayoría se declaran agnósticos, ¿piensa que los valores del humanismo cristiano son universales, es decir, que todo el mundo puede funcionar y ser feliz con ellos, incluso los no creyentes?

El cristianismo, el catolicismo, los valores de humanismo cristiano, tiene por su propia naturaleza carácter universal. Cuando nuestras sociedades han preferido no creer, no ha habido una alternativa a la sociedad fundamentada entre otros factores en los valores del humanismo cristiano. De ahí el desorden que vivimos, porque aunque algunos han tenido la voluntad de destrucción del orden cristiano, están fracasando en la nada. La principal obligación de los católicos hoy en Europa y en el mundo es defender la razón, que es en mi opinión lo que más han degradado los que han querido construir una nueva sociedad.

5) ¿Puede explicarnos qué le movió a crear la Fundación “Valores y Sociedad” y explicarnos algunos de los proyectos que ha puesto en marcha?

La Fundación Valores y Sociedad es fruto del diagnóstico que acabo de desarrollar. Una crisis de civilización, antropológica, que esencialmente está en la persona. Desde hace una década, cuando la crisis parecía que solo era económica y financiera, nos dimos cuenta de que el diagnóstico era equivocado, y por ello, durante un tiempo, estaríamos dando palos de ciego, como así ha sido. Esta Fundación está tratando de, con sus limitados recursos, estar presente en el ámbito cultural, y con una obsesión de unir, sumar, otras Fundaciones y organizaciones que defienden nuestros mismos valores. Estamos colaborando estrechamente con la Fundación Villacisneros y con la Fundación San Pablo CEU para organizar un ciclo de conferencias, analizando hoy la necesidad de una alternativa cultural al Frente popular populista nacionalista que tenemos en el gobierno.

6) ¿En qué consiste la plataforma cultural “One of us “?

La Plataforma cultural One of Us trata de unir, sumar, pensadores, intelectuales que defienden nuestros mismos valores y principios. Constituye un paso más de la Federación One of Us que pusimos en marcha para unir organizaciones que defienden la vida en Europa. La Plataforma cultural va en paralelo con la Federación de Asociaciones, y por ello tiene el mismo nombre, One of Us (“Uno de nosotros”) pero es una iniciativa diferente.

7) Según los valores que su Fundación promueve, ¿cuáles son los que de una manera especial aporta la mujer a la vida social?

La mujer desarrolla una tarea esencial en nuestra sociedad, empezando por la familia. La maternidad es un valor irremplazable. Tengo la sensación de que es probablemente una de las cosas que más fácilmente hemos olvidado. Pero siendo distintos hombres y mujeres, tienen características diferentes, eso sí, con los mismos derechos, pero sin embargo, unos y otros tienen la misma obligación: hacer frente a la crisis de la desnaturalización de la persona.

8) En su defensa de la vida, ¿participa con otras asociaciones o entidades?

Como acabo de decir, la Federación One of Us es la suma de todas las organizaciones europeas que defienden la vida. En España, muchas instituciones de enorme mérito y previas a la Federación One of Us son parte de la misma, con una autonomía plena y total. Nuestras convicciones nos deben llevar siempre a unir, y nunca a fracturar, dividir, separar, incluso incompatibilizarse con otras asociaciones que defienden nuestros mismos valores.

9) ¿Piensa que aprenderemos, después de esta crisis, a actuar de acuerdo con lo verdadero y no por el método “ensayo error” que nos lleve a un caos mayor que el que reina en Europa?

Lamentablemente hoy no hemos diagnosticado la crisis que padecemos, no hemos afrontado por ello un cambio de carácter personal, al tratarse de una crisis que esencialmente está en la persona. Pensamos que la crisis está en los demás, en los políticos, en las instituciones, en las personas que dirigen nuestras sociedades. Por ello, esta crisis no ha alcanzado su cénit. Hoy no sabemos lo que es ni la extrema derecha ni la extrema izquierda, pero estamos empezando a conocer lo que es el extremo desorden.

10) Por último, Sr. Mayor Oreja, ¿qué se lleva de Almería?, ¿qué le ha parecido nuestra iniciativa “Foro Mujer y Sociedad” y qué consejos nos daría?

El Foro de Almería Mujer y Sociedad me parece una gran iniciativa, pero no me atrevo a dar consejo alguno. Hoy en España prácticamente la sociedad civil no existe, a diferencia de lo que sucede en la sociedad norteamericana, donde hay mucha más sociedad civil. Mi opinión es que hay que seguir fortaleciendo esta sociedad civil que lamentablemente el exceso de partitocracia ha limitado en exceso en estas décadas en España. El Foro Mujer y Sociedad me atrevo a decir que tiene que descubrir el valor de la verdad, de lo que nos sucede, empezando por Almería, y con un permanente esfuerzo de unir y sintetizar a grupos y personas que defienden estos valores asentados en la dignidad de la persona.

X