Equilibrio personal en la vida profesional y familiar

Equilibrio personal en la vida profesional y familiar

Una vez más el Foro Mujer Sociedad de Almería ha convocado alrededor de treinta personas, la mayoría mujeres, que acudieron al encuentro mensual que tuvo lugar en el edificio «Pitágoras» del Parque Tecnológico PITA.

Las participantes, procedentes de estamentos muy diferentes de la sociedad almeriense, pudieron compartir experiencias de trabajo y de vida en la comida networking.

La conferencia, que tuvo lugar en uno de los salones de dicho edificio, corrió a cargo de Dña. Lourdes Núñez Müller, doctora y licenciada en Farmacia, Directora del Área de Transferencia de Conocimiento, Innovación y Emprendimiento del Parque Tecnológico de la Salud de Granada.

Bajo el título «Equilibrio personal en la vida profesional y familiar» explicó los cambios sociales que nos obligan a plantearnos y preguntarnos a qué damos importancia en nuestra vida y cómo influye en nuestro modo de proceder y como consecuencia en nuestra familia.

El trabajo ocupa un lugar muy importante en la vida y por tanto las razones que nos mueven a hacerlo deben ser de carácter transcendente, que nos lleven a una satisfacción real y que tenga una serie de consecuencias positivas. El resultado es un triángulo con tres lados iguales: trabajo, familia y persona que deben estar compensados. Habló también del control de las posibles amenazas de este equilibrio y de la búsqueda de soluciones, cada matrimonio tiene una solución, no existe una igual para todos.

Dedicar tiempo, cuidar los momentos de encuentro, la convivencia los fines de semana, las vacaciones, hacen familia y son fundamentales para sacar lo mejor de uno mismo y ponerlo al servicio de sus miembros. Expuso en clave de humor y de manera gráfica la importancia de la organización del hogar, de «hacer hacer» a todos evitando el perfeccionismo. Conciliar trabajo y familia es tarea del hombre y de la mujer. Ambos deben afrontar juntos dicha responsabilidad.

La riqueza de los lazos familiares en España tiene como consecuencia que los padres puedan acudir a los abuelos, los tíos, los hermanos cercanos cuando los necesitan, con la tranquilidad de saber que no están solos en la educación de sus hijos.

Después de la conferencia, la Dra. Núñez que desarrolla su labor profesional en el Parque Tecnológico de la Salud de Granada contestó una serie de preguntas sobre el trabajo que desarrolla en este ámbito.

Las habilidades del liderazgo

Las habilidades del liderazgo

Partiendo de la premisa de que las personas no se van de las empresas sino de sus jefes, Emilio del Aguila ha reflexionado sobre el tema del liderazgo, y las diferencias entre ser jefe y ser líder.

Todos recordamos a alguna persona que de manera especial ha ejercido una influencia decisiva en su vida, que nos han hecho pensar, que nos han transmitido su legado… estas personas han sido líderes para nosotros.

«A liderar equipos se aprende liderando» como nos recuerda el personaje de la película «Invictus» de Clint Eastwood, a la que hace mención y en la que se apoya en varios momentos de la charla, y… «debes estar dispuesto a sufrir todo lo que sufre el resto del equipo».

Analizando el bajo índice de competitividad global y de productividad (relación entre horas de trabajo y rendimiento) se hace necesario en las empresas españolas, invertir más en formación de líderes.

Cita tres ejemplos de mujeres líderes: Virginia Rometty, CEO de IBM, Sheryl Sandberg, directora operativa de Facebook e Indra Nooyi, CEO de Pepsi, y lo que nos transmiten sobre su experiencia de liderazgo.

El paradigma de la empresa ha cambiado y, por tanto, debemos adaptarnos a esos cambios, hay que ser consciente de que es necesario cambiar.

El líder inspira a los otros a ser mejores, a ser más, a soñar… El liderazgo se entrena, todos los seres lo poseen de forma innata pero sólo los valientes se atreven a descubrirlo, porque se necesita poner en juego valores como la generosidad, la flexibilidad, la responsabilidad de asumir unos resultados, los éxitos, los errores… Si una persona no admite sus equivocaciones, no puede ser líder. Las personas líderes son a veces juzgadas en el futuro, no siempre comprendidas en el presente por eso deben asumir ese plus de riesgo y generosidad que los hace grandes.

Las empresas deben reflexionar sobre su pasado y sobre su futuro. Hay muchas empresas que desaparecerán porque no se cuestionan el por qué de sus actuaciones.

Sin embargo, hay empresas imbatibles, como las GAFA (Google, Facebook, Amazon y Apple) grandes empresas que son precisamente grandes ya que empiezan a plantearse en círculos concéntricos de dentro hacia afuera (teoría de los círculos) el por qué hago lo que hago, en segundo lugar, cómo lo hago, y por último, qué hago.

Hans Finzel, uno de los autores que ha citado a lo largo de la exposición, habla del líder como de la persona que lleva a la gente a sitios donde no hubiera llegado sola, que consigue que se hagan cosas, que cumple sus promesas y que, viendo lo mejor de las personas las orienta hacia el éxito, por tanto, valora lo positivo de los otros, lo que pueden llegar a ser.

Un líder tiene las tres «C»: Es creativo, es convincente, y consigue resultados.

Por último, para finalizar su brillante exposición citó a Nelson Mandela, líder sudafricano que se definía a sí mismo como: «un hombre ordinario al que las circunstancias extraordinarias convirtieron en líder».

II Encuentro Foros Mujer Sociedad

II Encuentro Foros Mujer Sociedad

El pasado cinco de febrero tuvo lugar el II encuentro de Foros Mujer y Sociedad con la intervención de Dña. Nuria Chinchilla, mentora del Foro, que impartió la conferencia «Mujer y Liderazgo: agentes de cambio en la sociedad del siglo XXI»

Explicó  de forma clara, apoyándose en estudios científicos recientes, cómo la contribución de la mujer en el mundo tiene resultados positivos en cuanto a competitividad, productividad y un mejor futuro para las generaciones venideras.

Partiendo del concepto de persona como ser libre y transcendente y de los roles que desempeña la mujer tanto en la familia, como en el trabajo y en la sociedad, analizó la situación históricamente, destacando la correlación existente entre una justa valoración de la mujer y el enriquecimiento de la sociedad.

Según la profesora Chinchilla, la ideología de género, el hedonismo y la organización de la sociedad en términos de eficiencia y productividad a corto plazo, son obstáculos para la liberación de la mujer.

Desarrolló el concepto de «ecología humana», ciencia que estudia las relaciones entre los seres vivos entre sí y con respecto a su entorno y que debe traducirse en una actitud ante el mundo y las personas que nos rodean, en este sentido la mujer es agente de transformación ya que ella, mejor que nadie, humaniza ofreciendo «la manzana de la concordia.»

Estudios científicos han demostrado que existen rasgos diferenciales entre el cerebro masculino y femenino que dan lugar, en términos generales, a comportamientos diferenciados y complementarios. Sabido esto, hay que reconocer las limitaciones que aún existen y los aspectos que hay que trabajar en el ámbito personal y social para romper techos de cristal y de cemento.

Y tener claros los retos que una sociedad progresista, con una dimensión ética y social, debe plantearse en cuanto a replantear sistemas políticos a favor de la humanización, generar estructuras pensadas al servicio de las personas y por último, elaborar una cultura que: – concilie razón y corazón – respete a la mujer y la eduque a hacerse respetar – amplíe el punto de mira. La Dra. Chinchilla nos animó a salir de nuestra zona de confort y a formar la sociedad del siglo XXI a partir de una triple «F»

 

A continuación, respondió a todas las preguntas que las asistentes le plantearon en un ambiente distendido. Finalmente y como despedida después de las fotos de familia, firmó su libro: «Integrar la vida» escrito en colaboración con Esther Jiménez y Pilar Garcia-Lombardía.

X